Sin definir

 

¿COCINA PEQUEÑA? PRUEBA ESTOS CONSEJOS PARA APROVECHAR AL MÁXIMO TU ESPACIO LIMITADO

 

Es ese momento del año de nuevo… ¡las fiestas ya están a la vuelta de la esquina!

Momentos de reuniones familiares, con amigos. Momentos de agasajos y de comida, mucha y rica comida.

Esto equivale a pasar más tiempo en la cocina experimentando con recetas que acabarán en  deliciosos platos dispuestos con orgullo en la mesa para Nochebuena, Navidad, San Esteban o Año Nuevo.

Y es entonces cuando te das cuenta que tu cocina es demasiado pequeña para tanto despliegue.

¿Qué te parece si atajamos el problema y damos solución a esto antes de ponernos “manos a la masa”?

Que la magia de las fiestas no se diluya entre rabietas porque el lugar de trabajo es incómodo o insuficiente. Que el gusto de mimar a los tuyos no se nuble con nimiedades.

Porque todo lo que necesitas para transformar esa pequeña y sombría cocina en un espacio funcional y bien diseñado es un poco de imaginación, algunas habilidades básicas de mantenimiento del hogar y uno que otro elemento nuevo.

¡Comencemos!

 1. DONA

El orden y la conquista del espacio extra comienzan siempre por deshacerse de lo viejo y en desuso.

¿Realmente has utilizado esa bandeja pintada a mano en el último año o dos? Si no, dónala a una organización de caridad. Alguien más podría aprovecharla y ya estarás ganando los primeros centímetros libres.

Dedica el primer día de este cambio a separar lo que se usa de lo que no. No podrás creer cuánto hay para dar.

2. PIENSA EN VERTICAL

El almacenamiento vertical es un método probado de utilización inteligente del espacio y la cocina ofrece algunas oportunidades únicas para aplicarlo.

Rejillas para colgar, tiras magnéticas para cuchillos, secaplatos instalados sobre la pica, varillas con ganchos para toallas, delantales, herramientas pequeñas y guantes para horno son excelentes maneras de mantener el desorden lejos y conquistar superficies y áreas bajas de la cocina libres.

3. LIMPIO Y LINDO

Cambia tus elementos de limpieza. Omite el plástico y consigue una escoba de madera clásica, un cepillo para platos de fibra natural y un dispensador de detergente de vidrio.

Estos artículos no cuestan mucho. No te harán ganar espacio pero harán de tu cocina un sitio más agradable.

4. MUDATE A UNA ISLA

Una isla de cocina es un mueble versátil para casi cualquier espacio ¡incluso los pisos más pequeños!

Las islas crean más espacio de encimera y proveen lugar de almacenamiento, todo a la vez.

Además, si tu isla tiene ruedas, puede servir como una barra portátil para tu próxima fiesta.

5. ILUMINA

Otro consejo que se aplica a casi cualquier estancia de tu hogar y no nos cansamos de recordártelo: la buena iluminación lo es todo.

Para las horas de trabajo frenético, invierte en una iluminación principal fresca, de esa que baña todo con un resplandor brillante igual que el sol. Una luz clara, potente, despierta y crea un sentimiento vigorizante.

Cuando la tarea ardua ha acabado y toca disfrutar de un tiempo laxo en la cocina, mantente relajado con una iluminación puntual cálida, del tipo que dan las regletas que van bajo muebles e iluminan sólo las encimeras.

Deja que el día desaparezca mientras saboreas una buena copa de vino.

6. EXHIBE

Una de las mejores maneras de mantener una variedad de artículos de cocina de formas extrañas que hacen equilibrio en los armarios, o la lían en los cajones, es dedicar una sección de la habitación para mostrarlos en lugar de esconderlos.

Este espacio podría ser toda una pared o sólo el medio metro superior de las paredes que tengas libres.

Ya sea que se trate de piezas de la colección de loza antigua de tu abuela o de esos aparatejos súper especializados que sólo cumplen una función (cortadores de huevos duros por ejemplo) convertirlos en objetos de exhibición agrega un toque de personalización a tu cocina al tiempo que proporciona un almacenamiento secreto a la vista.

Ganchos fáciles de instalar o simples estantes forrados son excelentes maneras de aplicar esta solución.

7. QUE HAYA VIDA

Cada habitación merece una planta.

Las plantas no sólo se ven bien, sino que también mejoran la calidad del aire que nos rodea.

Sabemos que estarás pensando que te hablamos de aprovechar el poco espacio que tienes y ahora te indicamos que agregues una planta a la cocina.

El verde de tu amiga aportará esa sensación de aire fresco. A veces el truco se esconde sólo en cambiar la sensación de opresión de un lugar pequeño por una atmósfera clara que aluda a la vida.

Si no tienes espacio libre en el piso o en la encimera, una planta que cuelga funcionará igual de bien. No hay excusas.

Ya ves, cuando acaben las fiestas no querrás salir de tu cocina.

No importa cuán desafiante pueda ser tu espacio, hay soluciones que esperan para resolverlo y nosotros nos encanta buscarlas y compartirlas contigo.

  

Comparte en
Clicando este botón aceptas la politica de privacidad