Sin definir

 

CÓMO AISLAR TU CASA DEL RUIDO DE TUS VECINOS

 

¿Hay algo más molesto que tener que lidiar con vecinos ruidosos?

Un piso oscuro, una distribución complicada de los ambientes, nada de eso nos derriba la moral al suelo como unos vecinos que no respetan las normas mínimas de convivencia.

¿Por qué? Es probable que sea porque darle una vuelta a estos otros problemas depende de nosotros mientras que educar a los vecinos está fuera de nuestro alcance.

La buena noticia que te traemos hoy es que al ruido molesto que viene de los otros pisos en tu finca, o de las casas colindantes a la tuya, también puedes darle una vuelta y ¡de 4 maneras distintas!

Ninguna de estas 4 opciones incluye mudarte de casa. Además de ser la menos práctica de las ideas (después de la de amordazar a los vecinos) ¿quién te asegura que en el nuevo vecindario las cosas serán muy diferentes?

Los consejos que te traemos hoy tratan de cómo bloquear todo, o casi todo, el ruido que generan tus vecinos. Incluyen un poco de bricolaje así que hasta te divertirás resolviendo este problema.

Y si el bricolaje no es lo tuyo de cualquier modo se trata de soluciones que no requerirán mucha inversión y puedes contratar a alguien para que las haga por ti.

Así que saca tu caja de herramientas y prueba algunas de estas cosas. Cuando acabes quítale el sonido al móvil, abre una cerveza y disfruta de la nueva paz en tu hogar.

 

  • PAREDES INSONORIZADAS

Si compartes al menos una pared con tus vecinos entonces es probable que te llegue el ruido.

Dado que las paredes son los principales responsables de la transmisión de ruido es lógico que sea lo primero que vas a aislar.

El método más común de insonorización de muros es el uso de paneles y espumas acústicas.

Estos paneles están hechos de materiales que absorben el sonido, como la fibra de vidrio. Aumentan la resistencia del aire y, como tal, reducen la amplitud del sonido que pasa a través de ellos.

Una opción más económica son los paneles de yeso sobre tus muros existentes.

El sonido viaja mejor en materiales más delgados, por lo que el fin de agregar un panel de yeso es aumentar el grosor de las paredes.

Las paredes secas generalmente son buenas para bloquear el sonido y para aumentar el grosor de las paredes. Para obtener aún mejores resultados puedes considerar el agregar dos capas de paneles de yeso.

Lo mejor de todo es que instalar un panel de yeso no es tan difícil como parece ¡Todo lo que necesitas son algunos tornillos para mantenerlos en su lugar!

Si no quieres invertir dinero en paneles acústicos o en paneles de yeso, no te preocupes, puedes utilizar elementos que ya tienes.

Una pintura de lienzo grande, una estantería, una biblioteca o un armario colocados en la pared que compartes con tu vecino reducirá significativamente el ruido que recibes.

 

  • PUERTA SELLADA

Otro gran culpable cuando se trata de transmitir el ruido de los vecinos es la puerta. La mayoría de las puertas hoy en día son huecas y hacen poco por bloquear el ruido.

Por supuesto, la mejor solución para esto sería obtener una nueva puerta por completo. Sin embargo, esta es una opción costosa por lo que es posible que desees probar otras alternativas.

Si te fijas con atención puede ser que encuentres huecos y agujeros en la puerta, en el marco o entre estos y la pared que los contiene.

Las brechas, por pequeñas que sean, permitirán que el sonido entre a tu casa. Por lo tanto, es importante sellar los huecos en las puertas, especialmente en la puerta principal.

Espumas selladoras y burletes para el final de la puerta son soluciones sencillas de implementar, económicas y altamente efectivas.

 

  • VENTANAS AISLADAS

No todo el ruido proviene de tus vecinos, la calle y los otros edificios son una fuente de invasión sonora también.

Para este problema el foco ha de estar puesto en las ventanas.

La primera y más fácil manera de insonorizar tus ventanas será usar el mismo sellador que utilizaste en la puerta.

Si puedes invertir unos euros en tu proyecto de insonorización, lo mejor es optar por ventanas de doble cristal. Estas ventanas tienen una capa extra de vidrio que las hace más efectivas para bloquear el sonido. Guarda la caja de herramientas porque para instalarlas deberás contratar a alguien.

Si esta última idea se escapa de tu presupuesto, puedes simplemente agregar una capa de acrílico a tus ventanas de siempre.

Un paso más allá están las cortinas insonorizadas, hechas de materiales gruesos que dificultan el paso del sonido a través de ellas. En caso de que el sonido atraviese tus ventanas las cortinas bloquearán la transmisión.

 

  • TECHO SILENCIADO

El puesto #1 en el ranking de ruidos molestos se lo lleva el sonido que llega de tu vecino de arriba.

Para el techo, si la altura del piso te lo permite, puedes agregar un techo falso. Éste se instala debajo del panel de yeso existente y es el espacio intermedio que se genera el que ayuda a aislar el ruido.

Otra opción es invertir en losetas acústicas para el techo.

Y, al igual que en las paredes, la tercera opción (y más económica) es agregar otra capa de paneles de yeso. Los sujetas con tornillos al techo existente. Para una mejor efectividad, puedes agregar una alfombra entre las capas.

 

Si sigues todos estos consejos tu casa será un refugio donde lo único que te molestará será el vuelo de una mosca.

 

Comparte en
Clicando este botón aceptas la politica de privacidad