Sin definir

 

HORA DE OCUPARNOS DEL PASILLO, ESE GRAN OLVIDADO

 

Las primeras impresiones son las que cuentan. Lo sabemos y lo aplicamos para una entrevista de trabajo o para una primera cita pero ¿por qué, cuando se trata de nuestros hogares, el pasillo es el gran olvidado de la casa?

Los pasillos son espacios de recepción y transición así que lo que decidamos hacer en cuanto a su decoración tiene que estar en sintonía con las otras habitaciones a las que ellos conducen.

Esta regla de decoración a menudo nos lleva a ser demasiado cautelosos y acabamos utilizando tonos neutros, pálidos, que apagan la atmósfera creando un espacio que se transita pero en el que nadie se queda o que nadie recuerda.

Con un cuidadoso análisis del espacio visual y puntos focales de interés los pasillos pueden convertirse en una de las partes más dinámicas y entretenidas de tu hogar.

Nuestros interioristas colaboradores nos dejan algunos consejos sobre cómo aprovechar al máximo este espacio y estas son algunas de las recomendaciones que nos han dado.

COLOR

Si anhelas más color en tu hogar, los pasillos y las escaleras son los lugares perfectos para lanzarte.

Aunque se trate de espacios más pequeños, en los pasillos podemos permitirnos agregar más color sin miedo a agobiarnos ya que sólo estamos de paso por ellos.

 Si quieres un efecto sutil y acogedor te recomendamos los colores del sol o la luz de las velas ¡Qué gusto estar rodeado por el calorcito que provoca un resplandor dorado!

Ya sea que tu pasillo esté o no cerca del jardín, la terraza o el balcón, puedes recrear algo del exterior y de la naturaleza usando un verde que asemeje el de las hojas frescas de tus plantas.

Sin embargo, estás en tu derecho de ir por un ambiente más dramático si lo deseas. Selecciona colores que evoquen fuertes respuestas emocionales: el rojo ciruela y el morado, además de elegantes, no dejarán indiferente a nadie.

El acento de color puede ser estar puesto en los marcos y las puertas de las habitaciones que dan al pasillo en lugar de las paredes o, también, en una banda horizontal de 0.8 m aproximadamente desde el suelo que, además, ayudará a disimular el roce y el desgaste.

El color no sólo lo da la pintura, el papel también propone opciones interesantes. Por ejemplo, el papel a rayas crea ilusiones que pueden mejorar mucho el aspecto de tu pasillo al hacerlo más alto o más largo, según las coloques verticales u horizontales. 

Si la idea de papel en toda la pared te resulta agobiante puedes incorporarlo en paneles enmarcados. Este truco genera mucho juego y es fácil de actualizar cuando necesites un cambio.

 

LUZ

La iluminación juega un papel tan importante como el color cuando se trata de crear una atmósfera.

Hay varios trucos de iluminación para hacer que el espacio parezca más emocionante y se sienta más espacioso. Las capas de luz son clave para lograr esto.

 

Las luces de paso LED, las que van en escalones o  a la altura de los pies, sin dudas aportan drama y carácter.

 

Un truco útil es usar luces LED de 1W que iluminen de abajo a arriba para destacar una característica al final del pasillo. Esto atraerá la mirada, creando la impresión de espacio.

 

Combina esto con luces empotradas direccionales para diseminar la luz por las paredes, iluminando cada centímetro de tu pasillo.

 

 

 

ORDEN

Al ser el primer lugar que pisamos al llegar a casa, con demasiada frecuencia un corredor o pasillo puede convertirse en un verdadero lío de zapatos, paraguas, bolsas de la compra y todo lo que cargamos del coche a casa.

 

Si tienes un pasillo angosto que deseas aprovechar mejor entonces vale la pena invertir un par de  horas en organizarlo para que, de repente, ese espacio mal utilizado se convierta en un área de ensueño.

 

Con largos rieles que sirvan de soporte a lo largo de las paredes puedes crear soluciones de almacenamiento inteligentes que van más allá del típico (y acotado) perchero para abrigos y sombreros. Ahora, bolsos y hasta equipos de jardinería como regaderas, cepillos y paletas (¡limpios, por favor!) tienen un lugar donde acomodarse.

 

Agrega estantes suspendidos ligeramente por encima de la altura de la cabeza para cajas y cestos. La altura debe ser tal que lo que pongas arriba sea accesible al levantar los brazos pero que no obstruya la visión de manera que no haga el espacio aún más pequeño.

 

Un pequeño asiento, angosto para descansar pero muy útil para apoyarse a calzarse o descalzarse, puede ocultar bajo su tapa un práctico almacenamiento secreto.

 

 

 

Cierra los ojos y piensa como deseas sentirte nada más entrar en el recibidor de tu casa y qué emociones quieres despertar en quienes la visitan. Eso te guiará inequívocamente a la personalización justa de tus pasillos. Porque no tienes una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión.

 

Comparte en
Clicando este botón aceptas la politica de privacidad