Sin definir

 

El camino hacia la casa propia, hacia el primer piso de alquiler que te permite dejar la casa de tus padres, hacia unas vacaciones soñadas,  empieza con un paso: EL AHORRO. De hecho, es el primer paso para muchas metas que nos marcamos en la vida.

Los japoneses tienen fama de metódicos y cuidadosos por eso no nos ha extrañado que KAKEIBO, el arte de ahorrar tenga sello nipón.

KAKEIBO (o kakebo) es la herramienta esencial, un libro de cuentas, utilizada por cualquier japonés experto en dinero para administrar las finanzas de su hogar.

Kakeibo promete un ahorro automático del 35% en las finanzas del hogar

El KAKEIBO en gran parte se le debe a Motoko Hani, la primera mujer periodista en Japón. Ella creía que la estabilidad financiera era importante para la felicidad, y decidió publicar un kakeibo (libro de contabilidad diseñado para los hogares) en una revista para mujeres en 1904. Sólo han pasado 113 años y el libro aún se vende.

Aprender a usarlo es bastante simple: registra todos los gastos y sigue las instrucciones ¡Eso es simple!

Aunque puede tomar algún tiempo acostumbrarse a registrar todos los gastos, la idea es que después de un tiempo, seas más consciente de tus hábitos financieros y aprendas cómo gastas el dinero.

Quizás descubres que estás gastando demasiado en restaurantes cuando deberías invertir más en cultura.

Además, el KAKEIBO está lleno de afirmaciones y mensajes inspiradores para motivarte a medida que avanzas en tu día.

Puedes comprar tu propio KAKEIBO, o uno para regalar, en FNAC o AMAZON España.

Cómo usar un KAKEIBO

A principio de mes anotas tus gastos fijos (hipoteca, alquiler, factura de banda ancha, etc.) e ingresos. Planificas las finanzas de las próximas cuatro semanas, incluyendo cuánto te gustaría ahorrar, monto que  APARTAS  haciendo todo lo posible por no tocarlo.

 Establece el objetivo del mes, por ejemplo ahorrar para las vacaciones de verano, y determina las promesas del mes (qué vas a hacer para alcanzar ese objetivo): dejar de fumar, comprar gasolina en la estación más barata, buscar marcas alternativas y más económicas en el supermercado, etc.

Durante el mes registras todos los gastos, organizados en las siguientes categorías:

  • Supervivencia: gastos necesarios para vivir como comida, farmacia, transporte, etc.
  • Opcional: bares, restaurantes, comida para llevar, compras, cigarrillos, etc.
  • Cultura: libros, música, espectáculos, películas, revistas, etc.
  • Extra: eventos inesperados como regalos, reparaciones, muebles, etc.

Al final de cada semana hay recuadros de reflexión que te ayudarán a analizar si estás haciendo lo suficiente para alcanzar tus objetivos.

Al final del mes (y del año) la diferencia entre tu presupuesto inicial y el total de los gastos te dará los ahorros reales.

Otro método japonés que puedes combinar con el KAKEIBO es extraer el efectivo que necesitas durante una semana o un mes, dependiendo de cómo administres tu presupuesto, y dividirlo físicamente en sobres que están marcados por categoría de gastos.

Una vez que el efectivo en un sobre se ha acabado, se ha acabado. Es un método notablemente efectivo que puede convertirse en un juego.

Y te estarás preguntando ¿por qué no una app? Hay muchos software, plantillas de Excel y aplicaciones de teléfonos móviles dando vueltas por ahí. Sin embargo, hay una ventaja en el viejo método de anotar cantidades a mano: te da una sensación más tangible de cómo estás administrando tu dinero.

Tener tu dinero y su registro en la mano, en lugar de números en una pantalla o en un papel impreso, lo hace mucho más palpable, concreto y real.

Como dice el slogan del propio libro: la memoria puede ser borrosa, pero los libros son precisos.

 

 

Comparte en
Clicando este botón aceptas la politica de privacidad