Sin definir

 

POR QUÉ HAS DE VIVIR ENAMORADO DEL EIXAMPLE  

 

El Eixample es el segundo distrito de Barcelona pero es el que ocupa el primer lugar en nuestro corazón.

Elegante, espacioso, ordenado. Acoge los edificios más emblemáticos del modernismo.

¿Cómo nació el Eixample?

A mediados del siglo XIX la ciudad estaba amurallada por cuestiones estratégicas vinculadas con la seguridad pero el hacinamiento había vuelto la vida dentro de las murallas insalubre. Más allá de la incomodidad, las calles estrechas favorecían los brotes de cólera y otras pestes.

Finalmente, en 1854, el gobierno aceptó el derribo de las murallas y el Ensanche se convirtió en la zona de crecimiento de la ciudad.

El diseño urbanístico original pertenece al ingeniero Ildefons Cerdà que planteó una ciudad en damero con calles que se cruzan perpendicularmente que determinan bloques de viviendas, las manzanas.

¿Sabías que las manzanas originales de Cerdá no fueron pensadas como lucen ahora? Los intereses económicos de los propietarios llevaron a modificar el diseño original.

Inicialmente fueron pensadas con dos caras construidas y un espacio verde que las atravesaba.

Imagen de ¡ABAJO LAS MURALLAS! ¡ARRIBA EL EIXAMPLE!

Entonces el Eixample, con sus barrios de la Esquerra, la Dreta, Sant Antoni, Sagrada Familia y Fort Pienc,  representa una conquista de calidad de vida, liberación y progreso.

¿Te ha ocurrido que alguien ajeno a tu ciudad te comenta de un rincón con historia o particularmente lindo que tú ni sabías que existía? Creemos conocer los lugares por donde transitamos como la palma de nuestra mano pero hay secretos bien guardados y el Eixample tiene los suyos.

Hoy te contamos dónde encontrar algunas perlas de nuestro querido Ensanche.

 

 1. FALSO TEMPLO ROMANO EN CALLE BAILÉN

En Bailén nº 70, se construyó en 1882 una recreación del antiguo templo de Augusto del foro de Barcino.

Los hermanos Masriera, Josep y Francesc, encargaron al arquitecto premodernista Josep Vilaseca la construcción de este taller de joyería con forma de templo clásico.

En 1932 se convirtió en un teatro. Allí Lorca recitó “Doña Rosita la Soltera” a Margarida Xirgu.

Actualmente es sede de una formación religiosa. Fue cedido a la congregación religiosa de monjas Petita Companyia del Cor Eucarístic de Jesús y es propiedad de la fundación Pere-Relats, que se dedica a ayudar a personas que necesitan atención especial.

 2. LA TORRE DE LES AIGUES

En la Dreta del Eixample, en el nº 56 de la calle Roger de Lluria hay un pasadizo que lleva al primer patio interior de manzana, un jardín donde se encuentra la centenaria Torre de las Aguas, construida en 1867.

La torre tenía como fin garantizar el abastecimiento de agua potable en la zona.

El espacio fue recuperado por el Ayuntamiento de Barcelona para uso del ciudadano.

En 1987, el Ayuntamiento de Barcelona inició el embargo de los terrenos por deudas y un año más tarde, fueron expropiados y reconvertidos en el primer interior de isla recuperado como espacio público del Ensanche.

Hasta este año funcionó como piscina pública para niños por lo que también se conoce como “Platja de l’Eixample”.

Este año, por quejas de los vecinos por contaminación sonora, la piscina ha dejado de funcionar aunque el jardín todavía puede visitarse.

 3. LOS JARDINES DE LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA

El edificio histórico de la Universidad de Barcelona, ubicada en Plaza Universidad, alberga un tesoro: un jardín con una vegetación exuberante y exótica, más de ochenta especies de todo el mundo y algunos de los árboles más antiguos de la ciudad, un estanque con peces, ranas y un manantial.

Sus bancos de hierro forjado y piedra, la hiedra y esos árboles gigantescos son una invitación indeclinable a detener el tiempo y disfrutar de este lugar de recogimiento en plena ciudad.

Y no te aflijas que los fines de semana y días festivos, cuando la Universidad está cerrada, el ingreso se hace por Calle Diputació.

4. ¡ PISOS HERMOSOS!

Bueno, esto no es una curiosidad ni un dato desconocido. Todos sabemos que en el Eixample abundan pisos preciosos.

Ubicados una gran parte de ellos en lo que llamamos fincas regias, los pisos son espaciosos, cuentan con un buen número de habitaciones y hermosos balcones que dan a la calle o al corazón de manzana.

El ancho de las calles así como el amplio espacio en el centro de las manzanas hacen que las viviendas sean muy luminosas.

¿Quieres verlo con tus propios ojos? Estos son algunos de los pisos con encanto que tenemos para alquilar en el Eixample.

 

ESPECTACULAR ATICO EN ENRIC GRANADOS à Ver más

 

LUMINOSO PISO EXTERIOR JUNTO AL PASEO SAN JUAN à Ver más

 

 

PISO REFORMADO AL LADO DE LA SAGRADA FAMILIA à Ver más

Comparte en
Clicando este botón aceptas la politica de privacidad